Feeds:
Artigos
Comentarios

Archive for the ‘BLOGGERCEDARIO’ Category

-¿El número 38 de los zapatos de mi gusto, no está disponible en este momento?. -Preguntó Sara en voz alta al vendedor de zapatos.

Parecía enfadada. Y es que ya se había recorrido media ciudad en ese día, para buscar los dichosos zapatitos de marras.

Su novio ya la había dejado por imposible y estaba fuera del escaparate fumando un cigarro.

-¡¡ Vamos !!, gritó a su acompañante.

-Hay que seguir buscando hasta que los encuentre, yo no me quedo sin mis zapatos para la boda…

De pronto, se detuvo y mirando hacia el suelo, exclamó:

-Esos son los que quiero.

Lo malo es que tenían dueña, o dueño.

Un travestí muy bien vestido, paseaba orgulloso por la calle principal, pavoneándose ante la mirada atenta de numerosos transeúntes con esos zapatos que habían embelesado a Sara.

Ni corta ni perezosa se dirigió directamente hacia el poseedor de los zapatos y le pidió desesperadamente que se los prestara, que tenía una urgencia, que le pidiera lo que quisiera.

El Travestí la miró, y le contestó:

-Vale!, te los presto. Pero a condición de  llevarme a tu amigo y que pase esta noche conmigo. ¿Lo tomas o lo dejas?.

Read Full Post »

Viene de :

http://blogguercedario.wordpress.com/2009/08/12/dnde-estaba-mi-satisfaccin/

Me entregué a la policía porque sabía que ya no podría seguir huyendo sin rumbo. Entré en la comisaría que había muy cerca del campo de fútbol. Me acerqué al mostrador y le espeté a aquel agente que yo era ese a quien estaban buscando.

Se incorporó de la silla y me indicó que me diera la vuelta para a continuación ponerme las esposas y acompañarme hasta el despacho del comisario. Era como el de las series de televisión baratas; rechoncho, con bigote y  despeinado.

Me estuvieron interrogando durante casi cinco agotadoras horas, hasta que me llevaron a una celda. Allí conocí a Jimeno, un gitano que se dedicaba a pasar heroína y se me hizo más llevadera la estancia en ese lugar el poco tiempo que duró.

A los tres días me trasladaron a la prisión de máxima seguridad. Había oído que los novatos son carne de cañón, pero en esa cárcel, debías ser más cabrón que el mayor de los cabrones, y yo ya iba con un buen currículo.

Fui a parar al módulo siete, el de los que tenían condenas por asesinato. Tuve suerte con mi compañero de celda. Ricardo, se llamaba el tipo. Era casi de mi edad y su caso era muy parecido al mío, se había cargado a su jefe tirándolo por la ventana de un décimo piso, y se hubiera librado sino fuera por que todos los compañeros de la oficina fueron testigos del suceso. Fue una venganza, claro, lo quería despedir después de 20 años en la empresa, para darle su puesto a su cuñado, cosas de la vida cotidiana, pero a él parece que no le sentó muy bien.

Pasaron dos semanas hasta que apareció el abogado de oficio, y me requirió a su presencia. Me dijo que mi caso era muy complicado, pero que lo iba a llevar, por que le gustaban los retos. Me calló bien, aunque era joven, no daba la impresión de ser inexperto.

Ya llevaba tres meses y la verdad es que todo parecía muy tranquilo, nadie se metía conmigo. Pero aquella tranquilidad se iba a terminar muy pronto.

Sucedió en la cola de la comida, se acercaron por detrás y me clavaron un punzón en el cosrtado, me caí al suelo desplomado, porque me atraveso un pulmón. Cuando me desperté, estaba en el hospital, custodiado por dos policías en la puerta de la habitación. Una enfermera me estaba tomando la tensión y cambiando el suero, me sonrió y salió del cuarto.

Por la tarde, después de comer, apareció mi abogado. Me explicó que un tipo de la banda de Leo fue el que me atacó, y que lo metieron en incomunicados, que si quería poner la consiguiente denuncia. Yo le dije que no, que esas cosas se arreglaban dentro…

Al día siguiente, el fiscal que me había acusado se acercó a verme para hacerme una proposición.

Read Full Post »

Como se iba a imaginar Aspective, que al otro lado de la puerta estaba Sara escuchando todo lo que le estaba diciendo a Daniela. Le estaba soltando aquel responso que tenía guardado desde hace tiempo, desde que pasó el percance con ella.

_Dani, ya está bien. Lo nuestro no puede ser, yo estoy loco por Sara y no quiero que se estropee por tus tonteos conmigo.Te ruego que lo dejes ya de una vez.

_Pero Aspec, le contestó Dani, estoy enamorada de ti y haré todo lo posible para que los dos acabemos juntos, esa arpía de Sara no te conseguirá, yo me encargaré de ello.

_No me metas en líos, por dios, ya te lo he dicho…, yo quiero a Sara es la mujer de mi vida, lo sé, lo nuestro nunca funcionaría.¿ no lo entiendes?.

Sara no salía de su asombro, no tenía ni idea de que Aspec sintiera eso por ella, aunque ultimamente estaba demasiado amable con ella, pero no se había percatado hasta ahora.

_¡¡Que no!!, gritó Aspective dirigiéndose a la puerta.

Sara lo escuchó y se escondió detras de la esquina del pasillo con un rápido y sigiloso  movimiento, confiando en no ser descubierta.

Aspec abrió la puerta con rabia y se dirigió a su despacho con paso firme y malhumorado, murmurando entre dientes, palabras ininteligibles llevándose un cigarro apagado a la boca.

Daniela encendió una cerilla y salió corriendo detrás de él ofreciédole fuego para ese pitillo.

_¡¡ Esperaaaa !!, toma fuego, espera…Aspec!!

Sara observaba en silencio, asomando media cabeza detrás de la pared.

Aspective se paró en seco, y se dio la vuelta.

_¡¡¿Qué quieres?!!, déjame en paz.

_No te enfades, solo quería darte fuego, nada más.

Se acercó a ella para que le diera fuego, y en ese momento se dio cuenta de que alguien los miraba al final del pasillo, afinó la vista y comprobó que era Sara. De repente se le calló el pitillo al suelo y todo su cuerpo retrocedió sin voluntad hasta chocar de espaldas con la puerta del baño desplomándose en el suelo.

Daniela se apostó a su lado, empezó a darle besos en la mejilla y a decirle lo mucho que lo amaba.

Sara salió como una exalación del recodo y se avalanzó sobre Daniela, en sus ojos se veía una rabia contenida, mientras gritaba:

_¡¡¡¡¡ Saca tus sucias pecuñas de él, te voy a matar !!!!!

Los gritos alertaron a toda la oficina, y en un instante ya estaban en el lugar de los hechos, comprobando con estupefacción como se peleaban las dos mujeres mientras Aspective permanecía inmóvil en el suelo.

mujeres_peleando

Read Full Post »

Mientras el film, Los amantes del círculo polar, se deslizaba ante nuestros ojos, notaba el cuerpo de Sara junto al mío, cobijado bajo mi brazo izquierdo. Su suave y hermosa melena morena, me acariaba el rostro.

Empezamos a entrar en calor. Todavía no podía creerme que ella estuviera allí conmigo. Comencé a besar sus labios muy despacio, saboreándolos. Siempre me había gustado besar, y ella había nacido para que la besaran.

Ella me correspondió abriendo su boca invitándome a un contacto más profundo, y yo no dudé ni un segundo en asaltarla con mi lengua. Tenía hambre de Sara.

Mi mano derecha  se deslizó por su brazo izquierdo hasta que llegó a sus dedos, entonces, su mano apretó la mía con fuerza. Se desató la pasión, y nuestros besos se tornaron en un torbellino de sensaciones.

Caímos al suelo porque nuestros movimientos no tenían ya un orden lógico, y nuestras ropas empezaron a volar por toda la estancia. Hacía demasiado calor, a pesar del frío ártico que reinaba en el exterior.

Se puso encima  mía y mientras me clavaba sus uñas en el pecho,  contemplaba como su pasión subía en intensidad. Yo apretaba sus nalgas con fuerza y con suaves movimientos la atraía hacia mis caderas. Ella parecía experta en el tema,  porque su cintura comenzó a contorsionarse de un lado para otro y de adelante hacia atrás, de un manera casi salvaje, cosa que me encantaba.

amor, parejas, amantes

Los gemidos inundaban toda la casa y el sudor corría por la madera. Nuestros cuerpos eran uno y nos devorábamos sin contemplaciones.

_ Te amo, Gorio, te amo…, me dijo de repente.

_ Y yo a tí, Sara, le contesté.

El climax fue tan intenso que ambos gritamos casi llorando, y nos dejamos caer  abrazados  en el suelo.

Read Full Post »

Por R-Gorio

gorioPERIÓDICOx

Después de semanas esperando a que se produjera el tan esperado encuentro entre Sonvak y Gorio, dos de los más polémicos miembros de la oficina del blogguercedario, por fin podemos informar del evento.

sonia y gorio

En la foto se ve a los dos.

No nos fue posible captar sus rostros ya que no optuvimos su permiso explícito por tener derechos de imagen.

La reunión se desarrolló en una cafetería de la ciudad olívica convenida previamente.

Según se desprende de esta entrevista, Sonvak se desplazó a la cárcel municipal donde Gorio estaba recluido por una denuncia, al parecer falsa, de uno de los bloggueros de la oficina, probablemente por envidia, porque quería escuchar su versión de los hechos, para comprobar si era verdad o un bulo, ya que no se fía de nadie.

Después de comprobar que era cierto que Gorio había sido víctima de una burda difamación, accedió a pagar la fianza impuesta por el juez para que saliera en libertad vigilada mientras no se celebre la vista oral.

gorio y sonia

Una patrulla acompañó a Gorio en todo momento del encuentro.

Su abogado nos comentó que lo más probable es que el juicio saliera a su favor, dado que contaban con pruebas más que fiables y contundentes, que demostrarían su inocencia.

En cuanto al difamador, un tal Aspective, siempre según palabras de Gorio;

_Ese elemento que se vaya preparando por que le voy a meter un pleito que se va a cagar por él.

Del encuentro se desprende que este ha sido en total cordialidad, y nos han asegurado que habrá otros en los próximos días.

Averiguamos  por nuestra cuenta que Montse, otra integrante de la oficina, ya había visitado a Gorio con anterioridad en la cárcel.

Uno de los funcionarios nos confesó que los escuchó por casualidad cuando comprobó que el circuito de sonido de los presos aún seguía encendido, y no pudo resistir la tentación de oir lo que decían. Nos pasó la transcripción.

_Hola Gorio.

_Hola Montse, ¿Qué haces tú aquí?.

_Vengo a hacerte una proposición.

_¿Qué tipo de proposición?.

_Escúchame bien, te lo ruego, y después decides, ¿Vale?.

_Lo que tengas que decirme, dilo rápido.

_Bien…He descubierto todas las artimañas de Aspective y quiero darle una lección, para eso necesito que tú te hagas pasar por su amante, todos tienen que pensar que te acuestas con él.

_¡¡ Tú estás loca de atar !!, pero sabes lo que me estás pidiendo, toda mi carrera se puede ir al garete, ni de coña.

_Confía en mi, después de todo este embrollo, serás tú el que salga airoso. Primero publicaré vuestra aventura, y esperaré a su siguiente paso, que es predecible, ese tipo de personas siempre lo son, y después le daré la estocada final para hundirlo en la miseria. Una vez me engañó engatusándome y llevándome al huerto, y yo por ahí no paso, le tengo tantas ganas o más que tú. Quiero venganza, y si tú me ayudas será demoledora. Además, tengo que confesarte que estoy enamorada de Sonvak y no me gusta nada que ese capullo de Asp, la ande rondando con sus comentarios de poeta afeminado.

_Me has convencido. Está bien, te doy permiso para que publiques eso, pero como todo sea una trampa y seas tú la que estás compinchada con él, se lo contaré todo a tu marido, y a Sonvak para que tome medidas.

_No te preocupes, te prometo que no te voy a engañar, le tengo muchas ganas a ese desgraciado de Aspective. Bueno, ahora me tengo que ir, ya tendrás noticias…Espero que salgas pronto de aquí. ¡¡ Cuídate !!. Adiós Gorio.

_ Adiós Montse.

carceles El culebrón de la oficina sigue su camino implacable hacia algún lugar impredecible. Aunque lo parezca, esto no es un auténtico guión de Almodóvar. ¿Cómo acabará?, ¿Habrá sangre?.

Lo cierto es que este periódico no dejará escapar la oportunidad de seguir informando a sus fieles lectores, a los que  no queremos dejar ni un solo segundo, sin la noticia fresca sobre todo este asunto.

Y de seguro que la oficina al completo estará esperando nuevos acontecimientos.

En ese lugar se cuecen habas.

Próximo turno para:   S – Unsinagawa – Activo

Read Full Post »

Así se llamaba aquel local de ambiente a las afueras de la ciudad,  esa, en la que se había hubicado tras haber dejado  una vida desastrosa junto a aquella mujer que le había absorbido todo su ser hasta que no pudo mas.

Ahora era otra persona diferente. Ya no había nadie que pudiera decidir por él. Era libre y podía hacer lo que quisiera, sin dar explicaciones a nadie.

Abrió la puerta y sus ojos de inmediato se acostumbraron a las luces ténues de burdel. Tras cruzar el estrecho pasillo y sin pararse , se encaminó hacia la barra.

CLUB, BURDEL, CASA DE CITAS

Detrás del mostrador, el barman lo miró con desconfianza, y se acercó a él, que ya se había sentado en uno de esos taburetes giratorios tan incómodos, y le preguntó:

-¿Qué te sirvo amigo?…

Depués de pensar durante unos segundos, con la mano tapándose la cara como queriendo ocultar algo, cosa que incomodó al barman, le contestó:

-Sírveme un whisky de malta, doble.

-¡Marchando!, dijo el barman con un tono mas jovial.

La música que sonaba de fondo le ayudó a relajarse mientras saboreaba su cara consumición. Aún no había dado ni dos sorbos y enseguida se le acercó una chica que se sentó a su lado.

BURDEL, PROSTITUTA, PUTA

Era de tez morena, pelo largo liso, delgada, con pechos prominentes que se adivinaban por el gran escote que llevaba, de ojos oscuros dulces y picarones. De la cintura para abajo casi iba desnuda, solo llevaba un tanga y pensó si no tendría frío, porque en la calle no se paraba. Ella le puso la mano en su pierna, y le instó a invitarla a una copa. Esbozó una sonrisa y con un gesto de sus dedos, llamó al barman, que ya traía la bebida de la señorita.

Con acento brasileño le preguntó:

-Cariño , ¿Quieres pasar un buen rato conmigo, guapo?, te haré gozar como ninguna mujer lo ha echo mi amor.

Esta vez no se lo pensó demasiado, al fin y al cabo a eso había ido.

-Vale muñeca, vamos te sigo.

Subieron las escaleras que daban a las habitaciones. Ella iba delante pavoneándose y sonriendo. El no dejaba de mirarle el trasero, estaba sintiendo un deseo inusitado.

burdel, prostituta, puta

Llegaron a la habitación. No se percató de lo cutre que era hasta que se recostó en aquel colchón tan incómodo y con mantas rugosas. La mujer entró en el baño mientras le mandaba un giño amoroso con sus labios carnosos. Desde el otro lado de la puerta, se escuchó como le pedía que se  desnudara, pero él hizo caso omiso.

De repente salió del baño como su madre la había traído al mundo y se dirigió con prontitud hacía la cama abalanzándose sobre su cuerpo.

Entonces la apartó bruscamente y le dijo:

-Lo siento, no puedo hacerlo…tengo que contarle a alguién lo que he hecho, ya no puedo mas.

-¡Pero!, ¿Qué  has hecho mi amor?. Contestó ella extrañada.

He matado a mi mujer.

Read Full Post »

 

VIENE DEL POST ANTERIOR: ¿Alguien sabe dónde tienen el manual?

 

No quería perder ni un solo segundo.

Así que se dio media vuelta y aunque aún atónito por lo que le había dicho su ya ex novia,  se dirigió de nuevo a la cafetería, porque había recordado que su móvil seguía encima de la mesa y que no se había acabado el desayuno.

DESAYUNO

En cuanto abrió la puerta,  se percató de que todos los que estaban en la cafetería clavaban sus miradas en él.Dudó si entrar, se sintió avergonzado por un instante,  pero alzó la mirada , se llenó de valentía y se encaminó con decisión hacia su mesa.

cafeteria

 

Se sentó con calma  y llamó al camarero.La gente dejó de mirarlo al verlo tan tranquilo.Volvió a pedir su café con leche y le echó un vistazo al periódico.

Ya estaba saboreando de nuevo su suculento desayuno, y empezó a recopilar información en su cerebro a toda velocidad…

pensamientos

 

¡Ya estoy desvariando!, se dijo para si.

De repente, escuchó la voz mas dulce que había oído nunca, que provenía detrás de él.

-No merece la pena, créeme.., no se muy bien la situación, pero me imagino lo que ha pasado.Supongo que te ha dejado tu chica por una mujer…¿No?…O esa, es la impresión que me ha dado al ver toda la escena.

Él se giró como asustado, y contempló pasmado a la  fémina que le estaba hablando tan sinceramente.Titubeó un momento, pero con un gesto amable, la invitó a sentarse.

-Parece que soy como un libro abierto…¿Se me nota todo?, joder!!, que mal disimulo…

 

DESAMOR

 

-No llores por favor.Mírame a mi, estoy tranquilo, en apariencia, pero tranquilo.Aunque no lo creas lo estoy  superando a marchas forzadas.

Ya sabes como me siento yo, porque has dado en el clavo en todas tus conclusiones, y se como te sientes tú, eso fijo.

-Perdona por ser tan indiscreta, pero necesitaba desahogarme, y al ver lo que te ha pasado…, me pareció correcto venir a contarte mi problema.

-¡¡ Noooo !!, para nada me tienes que pedir perdón, en serio…, me has alegrado la mañana de verdad. Es que no se cómo decirte que…essssstoooo….

-¿Qué?, dime, dime…

-Que me gustas muchísimo.Nada mas verte me ha dado como una cosa muy rara en el estómago, creo que me atraes bastante.

El rostro de ella se volvió colorado al instante y dejó de sollozar, y después de una pausa silenciosa , le dijo:

-¿Sabes?,  el sentimiento es mutuo, me pareces un chico muy guapo y creo que eres una buena persona.

En ese mismo momento,  se dieron el beso mas apasionado que pudieran recordar, y toda la gente de la cafetería comenzó a aplaudir.

presentador

 Creo que se van a dar consuelo mutuamente

Read Full Post »

Older Posts »